Aconséjame

Sobrellevando los Cambios Emocionales y Mentales Luego de Un Derrame Cerebral

Has enfrentado grandes cambios en tu vida como sobreviviente de un derrame cerebral; algunos son físicos, pero otros son mentales. Lidiar con estos cambios puede ser difícil e incluso frustrante y deprimente.

“Algunas de las emociones que experimentas son respuestas normales al hecho de que tu vida ha cambiado de manera tan repentina y traumática”, dijo el doctor Mohamed Teleb (en inglés), un MD, un neurólogo endovascular y médico de atención neurológica crítica de la clínica Banner Health Clinic (en inglés) de Mesa, Arizona. “También pueden estar relacionadas con la parte de tu cerebro que sufrió el daño – las áreas que controlan las emociones y la memoria”, explicó.

Los cambios emocionales y mentales que un derrame cerebral podría causar

Tú y tus seres queridos podrían experimentar sentimientos y sensaciones de enojo, frustración, irritabilidad, ansiedad, mala memoria y confusión. Sin embargo, uno de los más comunes es la depresión (en inglés). Aproximadamente 1 de cada 3 personas (en inglés) experimentarán depresión durante su recuperación posterior a un derrame cerebral.

La buena noticia es que muchos de los cambios físicos y emocionales que experimentas a consecuencia de un derrame cerebral tienden a mejorar al paso del tiempo y con el apoyo apropiado. Percatarte de que tus emociones son normales y que de que no estás solo al experimentarlas, son pasos importantes a seguir para aceptarlas y sobrellevarlas de manera saludable.

Sugerencias para los sobrevivientes de un derrame cerebral y quienes les brindan cuidados

El doctor Teleb comparte algunas sugerencias para sobrellevar los efectos emocionales y mentales de un derrame cerebral:

Participa en terapia de grupo. La recuperación de un derrame cerebral va más allá que el restablecimiento de tu cuerpo. Hay componentes mentales y sociales que no siempre se verbalizan. Reunirte con otros que han lidiado con las mismas circunstancias puede facilitar la recuperación.

“Una de las recomendaciones más importantes que les hago, tanto a mis pacientes como a sus familias, es que busquen el apoyo de otros que están atravesando por lo mismo”, dijo el doctor Teleb. “En ocasiones, haber tenido un derrame cerebral puede conducir al aislamiento social. Interactuar con otras personas que están pasando por lo mismo puede marcar una gran diferencia en la recuperación”, afirmó.

Habla con tu médico sobre los cambios en tu estado de ánimo y comportamiento. ¿Te descubres riendo o llorando incontrolablemente en momentos inapropiados? Podrías estás sufriendo de labilidad emocional, también conocida como incontinencia emocional o afecto pseudobulbar [(PBA, por sus siglas en inglés) (en inglés)], que es un problema común entre los sobrevivientes de un derrame cerebral. También podrías estar experimentando síntomas de ansiedad y depresión, junto con sentimientos de enojo, frustración o una apatía atípica. Es importante conversar acerca de cualquiera y todos estos cambios con tu doctor.

“Lo mejor es ser honesto con tu proveedor; está ahí para ayudarte”, subrayó el doctor Teleb. “Tu médico te puede proporcionar el apoyo que necesitas, ya sea con una prescripción de medicamentos antidepresivos o ansiolíticos, o refiriéndote  a un profesional en salud conductual (en inglés), quien puede ayudarte a crear mecanismos saludables de recuperación”, dijo.

No demores la rehabilitación. La rehabilitación es un compromiso de por vida y una parte crucial de la recuperación de un derrame cerebral, particularmente durante las primeras semanas y meses. La rehabilitación de un derrame cerebral (en inglés) puede ayudarte a recuperar tu independencia y mejorar tu calidad de vida.

“La mayoría de la recuperación de tu cerebro ocurre en las primeras semanas y meses después de un derrame cerebral”, explicó el doctor Teleb. “Luego de un derrame, una rehabilitación apropiada y oportuna les aportará las mejores probabilidades a los pacientes de recuperar tanta independencia como sea posible”, agregó.

Para quienes brindan cuidados: Cuídense a sí mismos. Cuidar de un ser querido que ha tenido un derrame cerebral puede ser física y emocionalmente agotador para ti también. Recuerda: para cuidar de un ser querido, también debes cuidar de ti mismo (en inglés).

“Tómate tiempo para ti mismo, para participar en actividades que disfrutas, para conversar con otros que están pasando por las mismas circunstancias, y toma la recuperación de un derrame cerebral un día a la vez”, dijo el doctor Teleb. “Aprecia los pequeños avances que se van logrando”, aconsejó.

¿Tú o alguno de tus seres queridos ha sufrido de un derrame cerebral recientemente y están luchando emocional o mentalmente? Conversa con tu proveedor o encuentra a un especialista de Banner Health cerca de ti. Para obtener más información acerca de grupos de apoyo cercanos, consulta:

Artículos Relacionados

Neurociencia Depresión

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *