Enséñame

¿COVID-19 realmente puede causar disfunción eréctil? Lo que los hombres deben saber

¿Has perdido tu apetito recientemente en el dormitorio? Podría haber una cosa, más bien un virus, al que se pueda culpar: COVID-19.

Si bien la pérdida del olfato y el gusto, la fatiga y la dificultad para respirar son algunos de los efectos secundarios característicos del virus respiratorio COVID-19, la disfunción eréctil [(ED, por sus siglas en inglés) en inglés], afecta a los hombres por debajo del cinturón.

Los investigadores y médicos, como el doctor Rahul Mehan, urólogo de Banner Health en Mesa, Arizona, están viendo una conexión entre el virus y la disfunción eréctil. De hecho, en la práctica del doctor Mehan ha visto un aumento significativo de nuevos pacientes con disfunción eréctil durante la pandemia, en particular, hombres más jóvenes de 40 y 50 años con disfunción sexual.

"El virus causa una respuesta inflamatoria muy fuerte en todo nuestro cuerpo, desde el corazón hasta el cerebro, por lo que no es sorprendente que la disfunción sexual también esté relacionada,” dijo el doctor Mehan. "Todavía estamos aprendiendo más sobre las repercusiones sexuales a largo plazo de la COVID-19, pero como urólogo (en inglés), definitivamente estoy preocupado por lo que hemos aprendido en lo que respecta a la disfunción eréctil."

El vínculo entre la COVID-19 y disfunción eréctil

Si has tenido recientemente COVID-19 y tienes problemas en el dormitorio, el doctor Mehan indicó las formas en que la COVID-19 podría haber afectado tu libido.

1. Vasos sanguíneos dañados en el pene

¿Sabías que algunos de los vasos sanguíneos más pequeños y frágiles se encuentran en el pene? Además de suministrar sangre a la mitad inferior de tu cuerpo, también son cruciales para suministrar flujo sanguíneo a tus órganos reproductivos y ayudar en las erecciones.

En algunos hombres, la COVID-19 puede desencadenar hiperinflamación en el cuerpo, lo que puede provocar la formación de pequeños coágulos de sangre, así como inflamación en el revestimiento de los vasos sanguíneos. El suministro de sangre al pene puede bloquearse o estrecharse, lo que dificulta tener una erección.

2. Células dañadas en los testículos

La testosterona, que también es crucial para las erecciones, tampoco es inmune a los efectos de la COVID-19. Estudios recientes sugieren que la COVID-19 puede reducir los niveles de testosterona y la fertilidad en los hombres.

"El virus COVID-19 ingresa a las células con la ayuda de una proteína llamada enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2, por sus siglas en inglés), que prevalece en los testículos,” añadió el doctor Mehan. “El virus usa la ACE2 para infectar los testículos. Debido a que aquí es donde se producen la testosterona y los espermatozoides en los hombres, se puede inferir que el virus puede afectar las erecciones y la fertilidad.”

Específicamente, un estudio realizado en Italia encontró niveles más bajos de testosterona en hombres que se habían recuperado de la COVID-19. El doctor Mehan comentó que este es un recordatorio para los hombres que están experimentando una nueva disfunción eréctil para que controlen sus hormonas y asegurarse de que sus testículos estén funcionando bien.

3. Impacto en la salud mental

No hay duda de que la mayoría de las personas han experimentado algún grado de angustia emocional después del aislamiento, el distanciamiento social, la pérdida de familiares y amigos y los desafíos económicos. Estos por sí solos podrían destruir tu deseo sexual. Sin embargo, más allá de esto, el costo mental para quienes se recuperan del virus, especialmente los “que lo portan por largo tiempo”  y que aún experimentan síntomas o efectos secundarios, podrían estar particularmente en riesgo de sufrir disfunción eréctil.

"La actividad sexual está fuertemente asociada con la salud mental,” dijo el doctor Mehan. "Para tener una buena función sexual hay que tener la cabeza en el juego.”

4. Tener una mala salud en general

La disfunción eréctil suele ser un síntoma de un problema subyacente mayor. Si ya tienes mala salud, es más probable que experimentes disfunción eréctil y como resultado tengas un mayor riesgo de contraer la COVID-19 grave, y problemas de salud persistentes adicionales. La COVID-19 puede afectar el corazón y empeorar las condiciones cardiovasculares latentes, como miocarditis, arritmias y eventos cardiovasculares agudos, y una cantidad de otras complicaciones. En algunos casos de éstos, los hombres pueden comenzar con nuevos medicamentos que también pueden afectar negativamente su función sexual.

Tratar la disfunción eréctil

Dado que la COVID-19 ya afecta gran parte de nuestra vida diaria, agregar la disfunción eréctil como un posible efecto secundario puede ser un golpe aplastante para algunos hombres. Si te has recuperado de la COVID-19 y estás experimentando disfunción eréctil, es una buena idea hablar primero con tu médico o urólogo antes de tomar una pastilla azul u otras ayudas. Tu médico puede ayudar a determinar la causa de tu disfunción eréctil y ofrecer algunas posibles soluciones.

“Simplemente pedir una pastilla en línea puede no ser la respuesta correcta y realmente necesitamos profundizar y observar todas las variables,” agregó el doctor Mehan. “El hecho de que estés experimentando disfunción eréctil no significa que se terminó todo. Definitivamente podemos ayudar y tener increíbles opciones de tratamiento nuevos para todos los hombres, independientemente de la gravedad. ¡Si quieres mejorar tu función sexual, podemos ayudarte!”

La mejor forma de prevenir las consecuencias de la COVID-19: vacunarse y ponerse una mascarilla

Una forma de reducir el riesgo de sufrir los efectos secundarios de la COVID-19 es vacunándose contra él. No hay evidencia de que la vacuna de la COVID-19 cause disfunción eréctil (o la empeore), por lo que solo eso debería ser suficiente para recibir la vacuna cuando esté disponible. “Recuerda el axioma de Benjamin Franklin, 'una onza de prevención vale una libra de cura',” enfatizó el doctor Mehan.

Además de vacunarse, continúa siguiendo las recomendaciones (en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y haz todo lo posible para prevenir la propagación del virus.

Mira este video (en inglés) para obtener más información sobre la conexión de la COVID-19 con la disfunción eréctil. Si estás buscando un especialista en disfunción eréctil, visita bannerhealth.com para encontrar un especialista de Banner Health cerca de ti.

Artículos similares:

Salud del hombre Urología COVID-19 Enfermedades infecciosas

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *