Mejórame

Ansiedad por Separación: Una Guía para los Padres

Como padres, a veces es difícil estar lejos de tus hijos. Pero es una sensación indescriptible y reconfortante cuando regresas: sus sonrisas, el correr hacia ti con los brazos abiertos, sus pequeños brazos apretando tu cuello. Ya sea que hayas estado fuera diez minutos o dos días, ese momento, esta dulce recompensa, lo es todo.

Pero, ¿qué pasa si los rencuentros no son posibles porque las despedidas son demasiado para tu hijo? Si las despedidas están llenas de lágrimas y rabietas, tu pequeño podría tener ansiedad por separación.

¿Qué es la ansiedad por separación?

“La ansiedad por separación es una parte normal del desarrollo que ocurre cuando los niños pequeños comienzan a ser más conscientes y desarrollan relaciones más sólidas con los que los  cuidan,” dijo Jerimya Fox, un asesor profesional certificado y doctor en salud conductual del hospital Banner Behavioral Health Hospital (en inglés). "Esta conciencia puede hacerlos más aprensivos y posiblemente sentirse inseguros sin sus padres o las personas que los cuidan."

Ya sea para dejar a tu hijo en la guardería o dejar a tu hijo en casa cuando te vas al trabajo, la despedida puede ser difícil. Es posible que tu hijo comprenda que mamá y papá no desaparecieron para siempre, pero es posible que no sepa por cuánto tiempo. Todo lo que saben es que se sienten más seguros cuando tú estás cerca.

¿Qué lo causa?

La ansiedad por separación generalmente se desarrolla antes del primer año y desaparece alrededor de los 3 años, pero también la pueden experimentar los niños mayores y los adultos jóvenes, especialmente durante los cambios importantes de la vida (es decir, la transición a la escuela secundaria (en inglés) o la partida para la universidad). Ciertos factores estresantes de la vida pueden desencadenar sentimientos de ansiedad por la separación, como el divorcio, la pérdida de una mascota, una nueva persona que los cuide, un nuevo hermano, una nueva escuela o mudarse a un nuevo lugar.

“Están sucediendo muchas cosas en el mundo, particularmente en este momento, lo que tiene sentido por qué algunos niños pueden estar preocupados y ansiosos,” comentó el doctor Fox. "Cosas como la COVID-19 pueden generar ansiedad y miedo si los niños regresan a la escuela en persona después de hacerlo de manera virtual."

Consejos para reducir la ansiedad por separación

La ansiedad por la separación puede aparecer y desaparecer, pero hay muchas cosas que puedes hacer para ayudar a aliviar los síntomas de tu hijo. Estos consejos pueden ayudarlos a atravesar este período difícil.

Habla con tu hijo en un tono tranquilo y positivo. Házle saber a tu hijo lo que sucederá mientras tú no estés, con quién estará y todas las cosas divertidas que podrá hacer. Incluso si sientes que tu hijo es demasiado pequeño para comprender, tu tono y actitud positiva enviarán un mensaje tranquilizador. Incluso puede ser útil encontrar y leer libros ilustrados que hablen sobre la separación y que las despedidas no son para siempre.

Practica la separación. Practica dejar a tu hijo en casa con alguien que lo cuide durante un período corto de tiempo. A medida que pasa el tiempo, puedes extender el tiempo que estás ausente antes de regresar a casa.

Facilita la separación. Deja a tu hijo con su peluche o juguete favorito.

Organiza una actividad. Involucra a tu hijo en una actividad divertida cuando llegue la persona que lo cuidará o pídele al maestro de la guardería que tenga una actividad lista tan pronto como dejes a tu hijo.

No interpretes a Houdini. Aunque es posible que desees desaparecer rápidamente, hacerlo puede confundir a tu hijo cuando se dé cuenta de que te has ido.

Haz que tu adiós sea breve. Siempre que dejes a tu hijo en casa o en algún lugar, que sea breve la despedida. “Si te muestras ansioso o sigues regresando para darle un abrazo o beso más, puedes preocupar innecesariamente a tu hijo,” comentó el doctor Fox.

Cumple tu promesa. Es importante que regreses cuando prometiste regresar, ya que esto ayuda a tu hijo a desarrollar confianza y seguridad.

Sé consistente. A los niños les gusta la consistencia, así que trata de contratar a la misma persona para que los cuide, siempre que sea posible, para que tu hijo se sienta más cómodo cuando te vayas. Crea una rutina breve y consistente para cuando te vayas para crear una transición familiar desde estar contigo hasta estar sin ti.

Consejos adicionales para niños mayores

Aunque la ansiedad por separación es más común en los niños de primaria, los adolescentes también pueden experimentarla. A continuación, te ofrecemos algunos consejos adicionales para ayudar a tu hijo adolescente:

  • Reconoce sus miedos. Házle saber que estás ahí para ellos y que los sentimientos de inquietud son parte natural de la adolescencia.
  • Felicítalos por hacer algo que les preocupa.
  • Aliéntalos gentilmente, no los fuerces a hacer cosas que los pongan ansiosos.
  • Espera hasta que tu hijo esté ansioso antes de intervenir para ayudarlo.
  • Recuérdale a tu hijo las ocasiones en las que inicialmente tuvo miedo pero aún así logró hacer algo.

Cuando la ansiedad por separación continúa y empeora

La ansiedad por separación puede ser normal y temporal. Aunque puede ser difícil para tu hijo y para ti como padre, recuerda que esto indica un fuerte vínculo entre tú y tu hijo.

Sin embargo, si notas que la ansiedad de tu hijo comienza a afectar su vida diaria y académica, habla con su médico. “Cosas como dolores de estómago, vómitos, dolores de cabeza, preocupación constante por perderle a tí o a un ser querido por una enfermedad o una dolencia o la renuencia a dormir lejos de ti pueden ser un signo de un problema emocional más grave llamado trastorno de ansiedad por separación (SAD, por sus siglas en inglés),” reafirmó el doctor Fox. "La principal diferencia entre los dos es que con SAD sus miedos les impiden realizar sus actividades normales."

Ayudar a un niño con trastorno de ansiedad por separación

No quieres ver a tu hijo con angustia por lo que puedes sentirte tentado a evitar las cosas que le temen. Sin embargo, esto solo puede reforzar su ansiedad a largo plazo. En su lugar, intenta combatir la ansiedad por separación desde el principio.

“El diagnóstico y el tratamiento temprano pueden ayudar a prevenir que su condición empeore,” dijo el doctor Fox. "El médico de tu hijo o un especialista en salud conductual pueden ayudar a desarrollar un plan de tratamiento sólido para prevenir el empeoramiento de los síntomas."

Para encontrar un experto en salud conductual cerca de ti, visita bannerhealth.com.

Artículos Relacionados:

Ansiedad Salud mental Salud del niño Paternidad

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *