Mejórame

Retención Urinaria: 5 Razones por las que Podrías Tener Dificultades para Hacer Pipí

¿Sabías que pasamos alrededor de 2,207 horas (en inglés) en el baño durante toda nuestra vida? ¡Eso es mucho tiempo! Y podrías estar invirtiendo aún más tiempo del que quisieras ahí si estás teniendo dificultades para hacer pipí. Tiempo que pasarías en cualquier otra parte que no fuera la taza del baño o un urinal.

Podrías estar padeciendo de retención urinaria (en inglés) si no consigues que la orina fluya cuando sientes que necesitas hacerlo y tienes la vejiga llena. La retención urinaria es la incapacidad de vaciar la vejiga, y puede ser aguda – una imposibilidad repentina para orinar – o crónica – una incapacidad que hace que vacíes la vejiga de manera lenta o gradual.

“La diferencia se puede establecer según la causa y, en ocasiones, por los síntomas”, dijo el doctor James Wolach (en inglés), un urólogo de Banner Health Clinic en Colorado. “La retención aguda suele ser dolorosa y producir la sensación de querer vaciar la vejiga sin lograrlo, en tanto que, en la condición crónica, puede no haber sensación alguna al no poder vaciar la vejiga. Aunque la crónica podría no parecer seria, puede conducir a problemas serios, de manera que es importante recibir atención médica en ambos casos”, señaló.

Hay varias causas distintas para la retención urinaria y el tratamiento dependerá, en buena medida, de la causa subyacente. Hay cinco razones por las cuales podrías estar “atorado” y diferentes maneras de mejorar el flujo.

Cinco Causas para la Retención Urinaria

1. Tu edad

Todos queremos envejecer con decoro; sin embargo, la edad trae consigo ciertos desafíos, particularmente para los hombres de más de 50. En el caso de los hombres, la uretra podría estar oprimida por una próstata crecida, también llamada hiperplasia benigna de próstata [(HBP o BPH por sus siglas en inglés) (en inglés)], una afección que es muy común.

“Esto puede producir una gran variedad se síntomas, incluyendo un vaciado incompleto, un aumento en la frecuencia para orinar, urgencia e incluso micción nocturna”, dijo el doctor Wolach. “Estos síntomas pueden ser molestos para algunos, pero otros simplemente los atribuyen a su edad. Sea como sea, debes comentar tus síntomas con tu doctor o urólogo”, indicó.

Aunque es menos frecuente, las mujeres también pueden experimentar retención urinaria. Una causa común que se relaciona con la edad es a consecuencia del prolapso de órganos pélvicos, resultante del debilitamiento de los músculos y el tejido conectivo entre la vejiga y la vagina o el recto y la vagina de la mujer.

2. Ciertos medicamentos

Aunque no lo creas, ciertos medicamentos también pueden contribuir a tu incapacidad para orinar. Varias sustancias para tratar las alergias, el dolor muscular, la ansiedad o la depresión, incluyendo los antihistamínicos, los descongestionantes y algunos relajantes musculares pueden provocar la retención de la orina.

3. A consecuencia de una cirugía

Podrías experimentar retención urinaria si tuviste una intervención quirúrgica recientemente. Con frecuencia, se administran anestesia para bloquear las señales del dolor y líquidos intravenosos para compensar por una posible pérdida de sangre durante una operación. Esta combinación puede llevar a una vejiga llena y a una función nerviosa limitada. Típicamente, esta función se recupera cuando desaparecen los efectos de la anestesia, pero en algunos caos, puede provocar retención urinaria.

4. Enfermedades del sistema nervioso y lesiones de la médula espinal

La retención de la orina también puede ser ocasionada por un problema en los nervios que controlan a la vejiga. Si esos nervios están dañados, podrían no estar enviando la señal de que la vejiga está llena al cerebro. Algunas causas para los daños en los nervios son:

5. Otras causas potenciales

Aunque hemos mencionado algunas de las causas más comunes, hay gran cantidad de otras situaciones que pueden estrechar o bloquear la uretra o la vejiga y contribuir a la retención urinaria:

¿Qué síntomas debo vigilar?

Aunque los síntomas de la retención urinaria aguda sean bastante aparentes (por ejemplo: dolor, incomodidad, incapacidad para orinar), algunas personas que tienen retención urinaria crónica podrían no tener síntoma alguno. Por eso es importante que asistas a todos tus chequeos con tu doctor, quien puede solicitar exámenes de sangre y de orina para evaluar cualquier posible síntoma.

¿Cómo se trata la retención urinaria?

El tratamiento para la retención urinaria crónica dependerá de la causa raíz. Si tu doctor cree que podrías tener retención urinaria, podría recomendar:

  • Un examen físico
  • Un análisis de orina
  • Un catéter urinario o catéter Foley para vaciar la vejiga
  • Una radiografía o una tomografía computarizada (también conocida como CT scan)
  • Un cambio en tus medicamentos

Si se trata de HBP, tu doctor podría recomendar medicamentos para controlar el tamaño de tu próstata o una intervención quirúrgica para remover parte de tu próstata. En el caso de las mujeres con prolapso de órganos pélvicos, típicamente, se sigue el curso de terapia física (en inglés) y otros ejercicios (como los de Kejel – en inglés) como la medida conservadora inicial, antes de evaluar la posibilidad de realizar una cirugía.

¿Cuándo debo buscar atención médica?

Deberás ver a tu doctor de inmediato si estás experimentando síntomas agudos para que pueda iniciar el tratamiento de inmediato y resolver el problema rápidamente.

Ya sea un cuadro agudo o crónico, no permitas que la retención urinaria no te deje fluir. Visita bannerhealth.com para localizar a un especialista de Banner Health cerca de ti.

Urología Salud del hombre Salud de la mujer

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *

Enjoying our blog?

Busy dad email card

Enjoying our blog?

 

We know you live a busy life. Get the latest health advice from our experts in your inbox.