Aconséjame

Estas 4 Sencillas Sugerencias Pueden Ayudarte a Evitar la Intoxicación Alimentaria en el Hogar

La intoxicación alimentaria no es ningún juego. Puedes presentar malestar estomacal, retortijones, nausea, vómito, diarrea y fiebre, horas o incluso días después de comer algún alimento en mal estado.

La intoxicación alimentaria también puede conducir a problemas de salud a largo plazo. “Puede llevar a una artritis crónica, daños cerebrales y al sistema nervioso e insuficiencia renal (en inglés)”, dijo Amy Maxwell, una especialista en prevención de infecciones de Banner Health en Loveland, Colorado. “Es especialmente importante evitar la intoxicación alimentaria en los adultos mayores, los niños pequeños y las personas con sistemas inmunológicos debilitados, ya que estos grupos tienen mayores probabilidades de desarrollar síntomas graves y requerir de hospitalización”, señaló.

Desafortunadamente, una variedad de bacterias, virus y parásitos pueden causar más de 250 enfermedades de origen alimentario. “Los microbios entran en nuestros cuerpos principalmente al comer alimentos contaminados o alimentos que han estado en contacto con alguna superficie contaminada”, dijo Maxwell.

Si no tienes cuidado, es fácil extender los microbios que pueden ocasionar una intoxicación alimentaria (en inglés), en tu cocina. “Puedes provocar contaminación cruzada con bastante facilidad en las superficies donde preparas tus alimentos si haces cosas como picar verduras con un cuchillo que utilizaste para cortar pollo crudo”, explicó Maxwell. La cocción insuficiente de los alimentos o dejarlos a temperatura ambiente por demasiado tiempo también pueden conducir a una intoxicación alimentaria.

Cómo prevenir la intoxicación alimentaria

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), recomiendan tomar los siguientes cuatro pasos para reducir la posibilidad de contaminar tus alimentos:

  1. Limpiar. Lava tus manos durante 20 segundos con agua y jabón antes y después de preparar los alimentos, tocar carne o aves crudas, y antes de comer. Lava con agua caliente y jabón los cuchillos, las tablas para picar, encimeras (mesadas), el fregadero y otros utensilios que utilizaste para preparar los alimentos.
  2. Separar. Encontrarás los microbios que más comúnmente producen la intoxicación alimentaria en la carne, las aves, los pescados y mariscos crudos, y en sus jugos. De manera que, debes mantener estos alimentos separados de otros alimentos cuando vas de compras al supermercado y cuando los almacenas en casa. Usa tablas para picar y utensilios separados para estos alimentos.
  3. Cocinar. Usa un termómetro para carnes para cerciorarte de que la temperatura interna de ciertos alimentos es lo suficientemente alta para matar a los microbios que pueden hacer que te enfermes.
  4. Enfriar. Ajusta tu refrigerador por debajo de los 40 ∘F (4.4 ∘C), para que los alimentos que guardas ahí se mantengan seguros. Al descongelar algún alimento, ponlo en el refrigerador, sumérgelo en un recipiente con agua fría o descongélalo en el horno de microondas. No lo coloques en la encimera a temperatura ambiente.

Qué hacer si te da una intoxicación alimentaria

Por lo general, puedes manejar los síntomas de una intoxicación alimentaria por ti mismo. Toma agua, bebidas deportivas o caldo para reemplazar los fluidos que pierdes. Puedes volver a tu dieta típica una vez que te sientas mejor.

Los CDC recomiendan que acudas con tu doctor si tienes:

  • Diarrea con sangre que dura más de tres días
  • Fiebre por encima de los 102 ∘F (38.8 ∘C)
  • Vómito tan frecuente que no puedas retener ningún liquido
  • Señales de deshidratación como: orina escasa, boca y garganta secas, o mareo cuando te pones de pie

Maxwell dijo que, si crees que tienes una intoxicación alimentaria, es esencial que lo reportes a tu departamento de salud local, incluso cuando no estés seguro de tener una intoxicación alimentaria o de cómo te dio. “Reportar un padecimiento puede ayudar a las autoridades de salud pública a identificar un brote de una enfermedad originada en los alimentos y ayudar a evitar que otras personas se enfermen”, indicó.

La intoxicación alimentaria puede ser provocada por carne, aves o productos derivados del huevo. Llama sin costo al 1-888-674-6854 o realiza un reporte (en inglés), en línea. Para cualquier otro alimento, comunícate al número principal de emergencias de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), al 866-300-4374 o llama a la coordinación de quejas del consumidor, Consumer Complaint Coordinator (en inglés), ubicada en tu estado o región.

En conclusión

La intoxicación alimentaria puede ser desagradable e incluso peligrosa, pero tomar los pasos adecuados al comprar, almacenar, preparar y cocinar la comida puede ayudar a mantenerte seguro.

Consulta los siguientes artículos para aprender más acerca de la prevención de la intoxicación alimentaria:

Bienestar Nutrición

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *

Enjoying our blog?

Busy dad email card

Enjoying our blog?

 

We know you live a busy life. Get the latest health advice from our experts in your inbox.