Mejórame

No Conduzcas al Hospital Durante un Ataque Cardíaco

Un papá que se machuca un dedo del pie en el marco de la puerta es “fuerte”. Una mamá que carga todas las bolsas del supermercado (en un solo viaje) cuando sus hijos se niegan a ayudarle es “autosuficiente”. Un niño al que le pagan por podar céspedes y pasear a los perros de los vecinos sabe “administrar el dinero”.

Con demasiada frecuencia, estos atributos positivos se convierten en negativos cuando se trata de las emergencias médicas. Un ejemplo común es cuando las personas sufren de un infarto al miocardio (en inglés), y se conducen a sí mismas al hospital. Hablamos con el doctor Jason Hatch (en inglés), un cardiólogo intervencionista de Banner Health en Colorado para comprender los riesgos.

“De todos los pacientes con ataques cardíacos que recibimos, yo diría que alrededor del 60 al 70% llegan en su propio automóvil”, comentó el doctor Hatch. “Aunque conducirte a ti mismo al hospital puede ser mucho más rápido, es mucho más peligroso, y también aumenta el riesgo para quienes son conducidos por algún familiar al hospital”, agregó. Al preguntarles por qué no llamaron al 9-1-1, con frecuencia, estos pacientes argumentan que querían ahorrar dinero, usar las ambulancias en caso de una emergencia “real” o que manejar por su cuenta sería más rápido. Es importante conocer los síntomas (en inglés), de un ataque al corazón para que sepas cómo reaccionar en ese momento.

¿Por qué llamar a una ambulancia?

El doctor Hatch ofreció cuatro razones por las cuales debemos levantar el teléfono en vez de tomar las llaves del auto.

1. Recibirás tratamiento más pronto

Las ambulancias llegan hasta ti más rápidamente de lo que tú puedes llegar al hospital. La circulación de la sangre es limitada cuando tu arteria está obstruida. El riesgo de sufrir efectos a largo plazo aumenta durante cada minuto en que tus órganos están privados de oxígeno. El doctor Hatch explicó que aproximadamente a los 90 minutos, el tejido del corazón podría morir para siempre si no recibe terapia o tratamiento oportuno. El tratamiento (en inglés), inicia de camino al hospital cuando vas en una ambulancia. Esto no ocurre cuando una persona se conduce a sí misma a una sala de emergencias.

2. El hospital tendrá la oportunidad de prepararse

La ambulancia llamará al hospital mientras vas en camino, dándole el tiempo necesario al hospital para prepararse exactamente para lo que tú necesitas. Esto podría significar disponer de una habitación, alistar el equipo médico necesario o, inclusive, llamar a los especialistas para que acudan al hospital en el caso de que tu emergencia suceda fuera de horas hábiles. Sin esta preparación, podrías verte obligado a esperar cuando llegues, retrasando aún más tu tratamiento.

3. Estarás supervisado

Durante un ataque al corazón, estás en riesgo de perder el conocimiento o incluso de morir. El traslado en ambulancia implica que – en el caso de que algo sucediera – los paramédicos podrán realizar reanimación y protegerte mientras estés en camino al hospital.

4. Podrías salvar otras vidas

Conducirte a ti mismo al hospital no sólo te pone en riesgo a ti, sino a todos los que te rodean. Si te accidentaras – sin duda – agravarías tu propia situación y podrías lesionar o matar a otros al mismo tiempo. Que te lleve algún familiar o amigo también es riesgoso. No recibirás los cuidados que se mencionaron anteriormente y tu conductor estará distraído y posiblemente presionado a manejar a altas velocidades. En resumen, es mejor dejar que los profesionales conduzcan en situaciones de emergencia.

Reduce tu riesgo, mejora tu recuperación

El doctor Hatch explicó que el factor de mayor importancia es el tiempo que transcurre a partir del inicio de un ataque al miocardio hasta recibir el tratamiento. Llamar al 9-1-1 es la mejor opción para recibir los cuidados rápidos y precisos (en inglés), que te ayudarán a recuperarte a la brevedad posible. La atención oportuna también reducirá tus riesgos de padecer problemas a largo plazo y de depender de medicamentos. En muchos casos, llamar a una ambulancia incluso podría representar un ahorro y mejorar tu salud al paso del tiempo.

Este es el momento para actuar si te preocupa la salud de tu corazón. Toma las medidas preventivas al evaluar tu estado de salud (en inglés), y disminuye tu riesgo (en inglés). Realiza nuestra prueba gratuita para evaluación de tu salud cardíaca (en inglés), o programa una cita con tu médico de atención primaria para mantener a tu corazón latiendo por muchas décadas más. Visita bannerhealth.com para encontrar a un doctor cerca de ti.

Salud del corazón Emergencia Salud de la tercera edad

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *