Enséñame

El Estrés Puede Abrumar a Quienes Padecen la Enfermedad de Alzheimer. Te Decimos Cómo Puedes Ayudar

Las personas que padecen la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia (en inglés) enfrentan diversos factores estresantes. Podrían tener dificultades para recordar las cosas, tratar de encubrir sus problemas de memoria (en inglés) o sentirse frustrados porque ya no pueden hacer las cosas que hacían antes con facilidad.

También pueden sentirse más estresados y abrumados al paso del tiempo. Un modelo conocido como Disminución Progresiva del Umbral de Estrés (PLST, por sus siglas en inglés) puede ofrecer un marco de referencia a quienes brindan cuidados para ayudarles a comprender y reducir las conductas desafiantes asociadas con la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia. La PLST fue identificada por Geri Hall, PhD, una especialista en enfermería clínica jubilada del instituto Banner Alzheimer’s Institute (en inglés).

No siempre les es fácil a las personas que tienen demencia comunicar la manera en que se sienten. “Lo más probable es que nunca oigas la frase: ‘Estoy algo abrumado en estos momentos’”, dijo Heather Mulder, directora asociada de programas de divulgación del instituto Banner Alzheimer’s Institute. “Tendrás que detectar formas de comunicación más indirectas, como los cambios en su estado de ánimo o su conducta. Si observas que ese ser querido se pone ansioso o más agitado (en inglés), esto podría ser una pista de que se está desgastando o alcanzando el límite de sus capacidades”, explicó.

La estructura puede ayudar a reducir el estrés

Las personas que padecen la enfermedad de Alzheimer u otras formas de demencia se sienten mejor cuando tienen una rutina consistente y predecible. Las personas a cargo de sus cuidados pueden observar las fluctuaciones en sus niveles de energía en el transcurso del día y establecer una rutina que vaya de acuerdo con esas fluctuaciones.

“Toma en cuenta la cantidad de energía o estrés que le representará a esa persona el poder completar cierta tarea”, dijo Mulder. Planea una opción menos intensiva luego de una actividad que le resulte pesada para que pueda descansar y sentirse renovada.

El orden de las actividades es importante, pero puedes ser más flexible con la hora en que se desarrollen. “Si la rutina matinal consiste en vestirse, preparar el desayuno y comer mientras lee el periódico, trata de siempre realizarlas en el mismo orden. Es menos importante si se comienzan a las 7:30, 8:30 o 9:00 de la mañana”, indicó Mulder.

Estrategias para disminuir los altercados

La demencia cambia la forma en que las personas comparten sus pensamientos y sus necesidades, y también modifica la manera en que entienden lo que tú les estás diciendo. En medida de lo posible, no los corrijas ni intentes persuadirlos de algo porque lo más probable es que discutan.

En vez de eso, escucha y responde a la emoción que se encuentra detrás de lo que están expresando, y ofrece empatía (en inglés) y palabras que proporcionen confianza y tranquilidad. Mulder propone lo siguiente:

“Suenas ________. Yo también me sentiría así si eso me estuviera sucediendo. No te preocupes; yo me haré cargo de ________.”

También puedes tratar de distraer a la persona y orientar su atención hacia algún pensamiento u actividad que le sea reconfortante.

Anticipa las emociones fuertes para que las puedas apaciguar

Tú puedes ayudarle a las personas que padecen la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia a manejar sus emociones. Mulder recomienda que:

  • Procures un ambiente calmo, tranquilizante y cómodo en el que esa persona pueda florecer.
  • Estructures una rutina consistente y evites los cambios.
  • Trates de identificar la causa de las emociones intensas. ¿Está abrumado, cansado o aburrido? Elimina el detonante o ayúdale a navegar a través de ello.

“Estas estrategias te ayudan a lograr una mejor comprensión de lo que está ocurriendo en el mundo de esa persona que padece demencia. Una vez que estés consciente, puedes anticipar sus necesidades o evitar problemas en lo futuro”, señaló Mulder.

En conclusión

Las estrategias como el manejo de la fatiga y mantener la consistencia son elementales para la gestión de los síntomas de quienes padecen la enfermedad de Alzheimer y demencia. Pero el modelo que las sustenta es poco conocido. “Comprender la Disminución Progresiva del Umbral de Estrés (PLST) ofrece un marco de referencia para que una persona que tiene demencia logre una mejor calidad de vida”, dijo Mulder.

El equipo de expertos (en inglés) de Banner Health te puede ayudar si estás a cargo de los cuidados de alguien (en inglés) que padece la enfermedad de Alzheimer o demencia. Visita bannerhealth.com para comunicarte con un proveedor de salud.

Lecturas complementarias:

Enfermedad de Alzheimer y demencia Salud mental Cuidar a alguien Salud de la tercera edad

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *