Mejórame

5 Sugerencias para Prevenir la Deshidratación Cuando Tienes Diarrea o Vómitos

Nadie quiere verse frente a la taza del baño, especialmente cuando se trata de diarrea, vómitos o una combinación de ambos. Pero tarde o temprano, probablemente nos encontremos en esa situación, ya sea a causa de una intoxicación alimentaria, un virus estomacal o incluso por las náuseas matutinas.

Aunque vomitar (conocido coloquialmente como volver el estómago) y la diarrea sean comunes, también pueden ser dañinos ya que pueden llevar a la deshidratación rápidamente. Te decimos qué hacer.

Qué es la Deshidratación

La deshidratación ocurre cuando pierdes más líquido del que ingieres. Nuestros cuerpos están compuestos de dos terceras partes de agua, pero la pérdida de sólo un poco de agua puede tener efectos adversos. De hecho, el agua juega un papel crucial en el funcionamiento normal del cuerpo y es esencial para la vida humana.

“A diferencia de los camellos, los humanos no podemos pasar mucho tiempo sin agua”, dijo el doctor Daniel Bates, un jefe médico de Banner Urgent Care. “Necesitamos el agua continuamente para apoyar las funciones biológicas y la salud, ayudándonos a eliminar las toxinas, digerir los alimentos y mantener la temperatura corporal. No es necesario perder demasiada agua para que te encuentres en una situación en la que tu cuerpo empiece a hacer sacrificios para compensarse”, advirtió.

Señales y Síntomas de la Deshidratación

Por lo general, se considera que los vómitos y la diarrea son síntomas en sí mismos, pero el resultado principal de ambos es la deshidratación. Lo complicado es que podrías no percatarte de los síntomas de la deshidratación sino hasta que ya estés deshidratado y algunos de los síntomas pueden variar según la edad. La detección temprana es clave para una adecuada prevención y tratamiento de un cuadro que podría volverse más serio e incluso, poner la vida en peligro – especialmente en el caso de los niños y los adultos mayores.

Esto es lo que debes de observar:

Para todos los grupos etarios
  • Sed
  • Labios y boca secos, pegajosos
  • Membranas mucosas secas
  • Piel que pierde su elasticidad
  • Cambios en la circulación de la sangre; pies y manos fríos y pálidos
  • Orina de color oscuro (en inglés)
En infantes y niños
  • Pañales que no están mojados durante un periodo mayor a 12 horas
  • Caliente al tacto o febril
  • Pocas o ningunas lágrimas al llorar
  • Ojos que lucen sumidos
  • Adormecimiento o mareo

Consulta estas sugerencias para aprender más acerca de la prevención de la deshidratación en infantes y niños.

En adultos
  • Micción menos frecuente
  • Agotamiento o mareo
En adultos mayores
  • Ojos sumidos
  • Mareo y confusión
  • Presión arterial baja

Consulta estas sugerencias (en inglés) para aprender más acerca de la prevención de la deshidratación en poblaciones de adultos mayores vulnerables.

Cómo Prevenir la Deshidratación

La mejor manera de evitar la pérdida de líquidos, sin importar por dónde se pierdan, es previniendo la deshidratación. Estos cinco pasos son de ayuda.

1. Bebe un poco de agua a la vez, pero frecuentemente

No te tomes un vaso de agua de golpe, especialmente si estás vomitando, porque podrías regresar al baño mucho antes de lo que te imaginas.

“Esto es particularmente importante para quienes están volviendo el estómago porque no queremos que experimente un efecto trampolín”, dijo el doctor Bates. “Beber demasiado y muy pronto puede hacer que el estómago se estire y rebote los líquidos hacia afuera”, explicó.

Toma pequeños sorbos de agua cada 10 minutos. Si notas que lo puedes tolerar, incrementa la frecuencia de los sorbos paulatinamente. No se requiere de mucho volumen para la hidratación.

2. Asegúrate de beber líquidos tibios (es decir, a temperatura ambiente)

Así como un cubo de hielo puede provocar un shock a tu piel, el agua fría puede hacerlo a tu estómago. Tu estómago ya está sensible y lo frío no lo apaciguará. Procura beber líquidos a temperatura ambiente.

3. Intenta con soluciones de rehidratación oral o agua de coco

Tu cuerpo utiliza electrolitos, como el sodio, el calcio y el potasio, para distribuir el agua en tu organismo. Cuando el funcionamiento es normal, esos líquidos se eliminan a través del sudor, la orina y la evacuación habitual, pero cuando estás vomitando o tienes diarrea, los niveles de electrolitos pueden disminuir de manera significativa. Dos formas de reponerlos son a través de un líquido especial llamado solución de rehidratación oral (SRO u ORS, por sus siglas en inglés) o el agua de coco.

Las SROs contienen la combinación correcta de sal, azúcar, potasio y otros nutrientes que ayudan a que tu cuerpo reponga los líquidos que has perdido. Pedialyte y DripDrop son dos ejemplos de productos SRO que puedes encontrar en la mayoría de las tiendas de autoservicio y farmacias sin necesidad de una receta médica. Algunas personas toman bebidas deportivas, como Gatorade, pero deberías reconsiderarlo. Con frecuencia, este tipo de bebidas tiene un alto contenido en azúcar que puede empeorar la diarrea.

El agua de coco podría no ser de tu agrado, pero puede ayudare. “Es el líquido natural más cercano a la concentración de electrolitos presente en nuestros cuerpos”, indicó el doctor Bates. “El agua de coco también tiene la ventaja de no contener azúcares añadidos, así es que es una buena alternativa a las bebidas deportivas”, agregó.

4. Si puedes retener alimentos, que sean de dieta blanda

Si puedes comer y retener lo que comes o tienes apetito, no comas nada que te pueda caer pesado. Apégate a una dieta blanda, consistente de plátanos, arroz, puré de manzana y pan tostado (también conocida como alimentos BRAT, por su acrónimo en inglés). Estos alimentos son gentiles con tu estómago. Otros alimentos blandos son las galletas saladas y la avena. Evita las grasas, la cafeína, los lácteos y los edulcorantes artificiales.

5. Habla con tu doctor antes de tomar medicamentos de venta libre

Habla con tu doctor antes de tomar Dramamine o algún otro medicamento antiemético (para contener el vómito) de venta libre. Algunas medicinas pueden ocasionar interacciones negativas con muchos otros medicamentos o podrían no ser apropiados en caso de que padezcas ciertas afecciones médicas.

Cuándo Buscar Ayuda en Caso de Deshidratación

La mayoría de los cuadros de náusea, vómitos y diarrea debe resolverse en 3 a 5 días; sin embargo, consulta a tu médico si presentas cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Señales de deshidratación (ver síntomas descritos anteriormente)
  • Fiebre (de más 38.3°C o 101°F) acompañada de náusea, diarrea y vómito
  • Diarrea persistente durante más de 3 días
  • Vómitos persistes durante más de 48 horas
  • Presencia de sangre en tu diarrea o vómito
  • Dolor de estómago significativo que no cede
  • Incapacidad de retener ningún líquido
  • Confusión o una pérdida en el estado de alerta
  • Sensación de letargo o pereza
  • Falta de micción o pañal mojado durante 12 horas

Tu doctor te puede orientar acerca de la manera más indicada de proceder según los síntomas que estés presentando. Visita bannerhealth.com para localizar a un especialista de Banner Health cerca de ti o encontrar una unidad de urgencias Banner Urgent Care cercana.

Sin embargo, si estás experimentando un cuadro severo de deshidratación, llama al 911 o acude al departamento de emergencias más cercano. Puedes llamar a la línea de enfermería Banner Health Nurses Now al 844-259-9494, las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para recibir asesoramiento médico o información de salud en general. También puedes evaluar tus síntomas con la herramienta en línea Banner Health Online Symptom Checker (en inglés), para determinar qué tipo de cuidados necesitas.

Bienestar

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *