Enséñame

7 Comentarios que acaban con las relaciones y 5 formas de evitarlos

Cuando se trata de un desacuerdo con tu pareja, ¿peleas limpio (en inglés) o sucio? ¿Te enfocas en el problema o en la persona?

Todos hemos caído en el error. En medio de una discusión acalorada, hemos dicho cosas que lamentaremos más adelante o que ya no podremos borrar. Y en tanto que no reflejan lo que realmente sentimos, pueden ser muy hirientes para quienes más amamos: nuestras parejas.

Sólo porque amas a esta persona, no significa que la puedas tratar mal o hablarle como quieras. Esto es un recordatorio de la importancia de la comunicación positiva en nuestras relaciones personales.

“La clave para el éxito de una relación es el equilibrio, en donde ambos integrantes de la pareja contribuyen de manera relativamente equitativa a la relación”, dijo Jerimya Fox, un asesor profesional certificado y doctor en salud conductual del hospital Banner Behavioral Health Hospital (en inglés). “Ese equilibrio se trata de respeto mutuo y las palabras juegan un papel muy importante en mostrar que hay respeto mutuo. Las habilidades de comunicación y una buena elección de las palabras son necesarias para lograr una relación saludable y equilibrada”, indicó.

Las palabras son poderosas. Pueden construir una relación o la pueden destruir. Aunque, por lo general, tu pareja reconozca que simplemente están disgustados, hay algunas cosas que debes tratar de no decir en ninguna ocasión.

El doctor Fox compartió 7 frases que debes de tratar de evitar al hablar con tu pareja:

Eres igualito(a) a tu mamá/papá
Este podría ser un comentario muy hiriente si tu pareja no tiene una buena relación con alguno de sus padres, ya que establece una correlación negativa entre tu pareja y su madre o padre.

Porque no te puedes parecer más a...
Esto dice que tu pareja no es lo suficientemente buena o que necesita cambiar para parecerse más a otra persona. Esto no es un halago; lo estás diciendo para lastimar a tu pareja.

Si me quisieras, entonces tú…
Está bien que pidas lo que quieres, pero esta frase manipuladora se usa para provocarle culpa a tu pareja y que, a consecuencia, haga algo para demostrar su amor y fidelidad para contigo. Esta frase pone una carga de responsabilidad enorme sobre la persona que es importante para ti.

Tú siempre/Tú nunca…
No hay absolutos en las relaciones. Las palabras “siempre” y “nunca” no suelen ser ciertas y, por lo general, se dicen producto del enojo. Debes enfocarte en los hechos en su lugar.

Tienes que calmarte
Decirle a tu pareja que se calme cuando se está tratado de expresar puede ser desdeñoso. Podría ocasionar que tu pareja sienta que no respetas sus sentimientos.

Me da igual/Lo que sea
Mostrar que no te importan o eres indiferente (en inglés) a los sentimientos de tu pareja puede provocarle una sensación de abandono o falta de valía personal. Estar en una relación significa que tu pareja te importa – pase lo que pase.

Estás loco/Eres un idiota/estúpido o (llena el espacio en blanco)
Avergonzar (en inglés) a una persona es como darle un golpe bajo y también puede ser un detonante para la mayoría de la gente porque su estado mental o intelectual son el blanco de tus palabras. Cuando avergüenzas a las personas, las haces sentir que no valen nada, como si fueran seres despreciables.

Sugerencias para comunicarte mejor con tu pareja cuando estás molesto

Debemos recordar que las palabras como: NUNCA, SIEMPRE, LOCO y ESTÚPIDO, pueden pesar – y mucho – sobre tu relación. En tanto que te podrás disculpar, las heridas podrían ser profundas y no olvidarse.

“Si estás sintiendo remordimiento debido a ciertas cosas que le hayas dicho a tu pareja, debes saber que tu relación siempre se puede reparar” dijo el doctor Fox. Compartió las siguientes sugerencias para ayudar a mejorar la comunicación y tu relación de pareja.

1. Ponte en el lugar de tu pareja. Analiza las palabras que usas desde una perspectiva empática (en inglés) – ponte en el lugar de tu pareja. Pregúntate cómo te sentirías si tu pareja utilizara esas mismas palabras para describirte a ti.

2. Enfócate en los aspectos positivos de tu pareja. Las palabras pueden influir en cómo te sientes sobre de tu pareja y cómo actúas con ella. No sólo influyen en ello, sino que también afectan la forma en que la tratas y cómo te trata a ti. Si siempre estás pensando en “el/la idiota de mi pareja”, te lo empezarás a creer. Escribe todos los aspectos positivos de tu pareja, vuélvelos a leer con frecuencia e inclínate hacia un proceso de pensamiento positivo.

3. Piensa antes de hablar. Detente. La próxima vez que estés enfadado y preparándote para una batalla de palabras, tómate un momento para respirar y nada más. Obliga a tu cuerpo y a tu mente a relajarse y enfócate en el comportamiento, no en la persona. Cuando te sientas preparado para hablar, dile a tu pareja lo que piensas y cómo te sientes sin criticarla como persona.

4. Reconoce que te equivocaste al usar ciertas palabras. En ocasiones, podrías emplear palabras que no son perfectas ni ideales, pero que no se convierta en un hábito. Recuerda: al igual que tu pareja, tampoco eres perfecto. Reconoce cuando te has equivocado al decir ciertas palabras, ofrece una disculpa y realiza el trabajo necesario para no repetir esas palabras.

5. Busca ayuda profesional. Si el conflicto de comunicación continúa, la terapia individual o de pareja (en inglés) podría ser útil. “La terapia individual te puede ayudar a explorar tu elección de palabras y a enfocarte realmente en la perspectiva empática”, señaló el doctor Fox. “Al ponernos en el lugar del otro, nos podemos identificar con cómo se podría sentir esa persona”, finalizó.

¿Te gustaría conversar con un especialista en salud conductual certificado?

Puedes encontrar a un especialista en salud conductual de Banner Health (en inglés) cerca de ti. Visita bannerhealth.com o llama al 800-254-4357.

Revisa los siguientes artículos enfocados también en las relaciones de pareja:

Relaciones Salud mental

Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *