Enseñame

Estimular la bacteria intestinal favorable para fortalecer su salud

No es ninguna novedad que nuestro intestino tiene una función clave en cómo nos sentimos todos los días. Si comemos una dieta equilibrada, lo más probable es que nos sintamos bien, tengamos energía y no prestemos atención a nuestro estómago. Pero, si tomamos malas decisiones y comemos demasiado (o muy poco) de ciertos alimentos, nos dolerá el estómago y tendremos poca energía, y literalmente odiaremos a nuestro intestino.

La kombucha y las bebidas con probióticos abundan en los estantes de todos los supermercados en los últimos años, donde destacan los beneficios que tienen para el intestino. Lamentablemente, no existe una píldora, un alimento ni una bebida mágica para tener un intestino saludable. Así es que ¿qué podemos hacer para asegurarnos de que nuestro intestino tenga buenas bacterias? Le preguntamos a Nicole Hahn, dietista registrada de Banner – University Medical Center Phoenix, sus recomendaciones.

Se remonta a las ya comprobadas recomendaciones para tener un buen estado de salud general:

  • Coma alimentos variados y diversos:
    • Las comidas vegetales y altas en fibra proporcionan fuentes de alimento para las bacterias benignas en el tracto gastrointestinal, al mismo tiempo que favorecen la regularidad intestinal;
    • Las comidas vegetales abarcan frutas frescas vegetales y granos enteros (trigo, cebada, arroz, etc.);
    • Los prebióticos (alimento para los probióticos) provienen de alimentos como el ajo crudo, las cebollas crudas o cocidas, las bananas, la harina de trigo, los espárragos crudos y muchos otros.
  • Reduzca la ingesta general de azúcar y grasas saturadas. 
  • Incluya algunos alimentos fermentados en su dieta diaria. Algunos de ellos son el yogurt, el kimchi, el kéfir, etc. Los lactobacilos de estos alimentos ayudan a mantener las bacterias dañinas bajo control en el intestino.
  • Consuma alimentos de colores vivos. Los polifenoles que se encuentran en frutas y vegetales que son de colores vivos, como arándanos, uvas, berenjenas, brócoli y chocolate, también pueden ayudar a promover las bacterias buenas del intestino y disminuir las bacterias dañinas.
  • Acostúmbrese a limpiar bien sus alimentos. Lavar las frutas y verduras, cocinar los alimentos por completo y almacenar la comida a la temperatura correcta puede ayudar a limitar la exposición a bacterias dañinas que pueden ingresar al tracto digestivo y provocar casos de gastroenteritis.
  • Tal vez puede tomar un suplemento de probióticos. Esto puede ser positivo para algunas personas, pero se necesitan más estudios para dar pautas generales. Hable con su médico antes de probar cualquier suplemento nuevo.

No existe una cura mágica para tener un intestino más saludable. Por lo tanto, para no tener problemas con el intestino y la microflora elija bien sus comidas y consuma alimentos con prebióticos y probióticos. Si sigue teniendo problemas estomacales y no está seguro de qué es lo que provoca sus síntomas, es recomendable llevar un diario alimenticio. Úselo para anotar lo que come y cómo se siente. Lléveselo a su médico y podrá ayudarle a descubrir lo que podría estar causando las incomodidades o el dolor. Nuevamente, hable siempre con su médico antes de comenzar a tomar cualquier suplemento nuevo.

Gastroenterología Nutrición
Mostrar su apoyo
Comments 0
Dejar una respuesta Cancelar respuesta
¿Qué cree?*
No se publicará su dirección de correo electrónico. Mensaje de campos obligatorios *