Enséñame

7 microcambios que pueden empujarlo hacia una alimentación más saludable

Te encuentras con consejos sobre qué comer prácticamente cada vez que aparece un titular de salud en tus noticias. Pero, ¿cómo se llega allí exactamente? ¿Cómo modifica sus elecciones de alimentos y comidas para cambiar sus hábitos? Tener un plan de acción para una alimentación saludable puede hacer que sus objetivos se hagan realidad.

Hacer cambios saludables, un pequeño paso a la vez, puede ayudarle a avanzar hacia el éxito . Es posible que te sientas tentado a revisar tu dieta, pero la mayoría de las personas terminan frustradas por intentar cambiar tantas cosas a la vez, o sintiendo que han fracasado cuando no pueden alcanzar metas tan ambiciosas. Elija el cambio que sea más importante para usted y comience allí. Una vez que se convierta en un hábito, agregue otro cambio. Con el tiempo, llevar una dieta más saludable resultará casi sencillo.

Tyler Florek, dietista de Banner Health en Phoenix, AZ, compartió algunos lugares para comenzar cuando busca formas de comenzar a comer de manera más saludable .

1. Acomódese en su congelador (y despensa)

Las verduras y frutas frescas pueden verse hermosas y tener un sabor delicioso. Pero algunos de ellos parecen estropearse en el momento en que los llevas a casa. Y su presupuesto para alimentos puede verse afectado si compra muchos productos costosos y fuera de temporada.

Las opciones congeladas o enlatadas en agua pueden ser igual de buenas para usted. Y tienen una larga vida útil, por lo que podrían ser mejores opciones. Además, las frutas y verduras congeladas y enlatadas suelen ser menos costosas que sus homólogas frescas.

2. Sea consciente de sus comidas y meriendas

Trate de minimizar las distracciones cuando esté comiendo. Cuando te concentras en tu comida, no en la televisión, el trabajo o las redes sociales, es más probable que saborees tu comida y dejes de comer cuando estés satisfecho.

Y preste atención a sus señales de hambre. Si pospones comer cuando tienes hambre, es más probable que te sientas cansado e irritable. Es posible que tengas la tentación de recurrir a alimentos azucarados para obtener un rápido impulso de energía sin pensar en cómo te sentirás después de que el nivel alto de azúcar desaparezca.

Sin embargo, tenga en cuenta que es posible que ser consciente no funcione tan bien para usted si tiene antecedentes de trastornos alimentarios . "Eso se debe a que es posible que usted tenga una percepción alterada de sus señales de hambre y saciedad", dijo Florek.

3. Planifique proteínas

Florek recomienda incluir proteínas en todas tus comidas y meriendas, ya que este macronutriente es vital para sentirte saciado. Piense en una lista de alimentos que combinen proteínas con carbohidratos complejos y/o grasas saludables y téngalas a mano para sus comidas y refrigerios. De esa manera, te sentirás satisfecho y tendrás la energía que necesitas para afrontar tu día.

4. Dedique tiempo a la planificación y preparación de las comidas

Tus planes mejor trazados pueden salir mal si pides comida para llevar porque tu refrigerador está vacío. Reserve algo de tiempo para planificar y comprar los alimentos que necesita para la semana, o al menos para los próximos días. Si tiene dificultades para encontrar tiempo para comprar o cocinar, es posible que desee considerar un servicio de entrega de comestibles o de comida a domicilio.

5. Compre con una estrategia

Los especialistas en marketing se esfuerzan por tentarlo a gastar su dinero en alimentos en sus productos cuando va a la tienda, así que trate de contraatacar. Vaya al supermercado con su lista de lo que necesita para la semana y cúmplala. Siga el consejo que probablemente haya escuchado antes: no compre cuando tenga hambre, ya que es más probable que compre alimentos que no necesita.

6. Aumente su consumo de agua

"La hidratación es un concepto infrautilizado a la hora de comer de forma más saludable", afirmó Florek. Elegir agua como principal fuente de líquido puede ayudar a reducir las calorías innecesarias, y beber agua antes de una comida puede ayudarle a sentirse satisfecho más rápidamente. Si no te gusta el sabor del agua sola o te aburres de beber mucha, añade un chorrito de zumo de limón o lima o un poco de fruta fresca.

7. No pases por alto el poder de una buena noche de sueño

Quizás no crea que el sueño y la nutrición estén relacionados, pero Florek dijo que existe una fuerte conexión entre ellos. "Cuando uno está mejor descansado, es más probable que elija alimentos saludables", dijo.

La línea de fondo

Cuando desea comer de manera más saludable , puede resultar difícil determinar exactamente qué cambiar y cómo incorporar esos cambios en su vida. Al comenzar con un pequeño cambio (el que más le importa), podrá tomar medidas para alcanzar sus objetivos.

¿Necesitas hablar con un experto sobre nutrición?

Programe una cita con un dietista.

Otros artículos útiles

Nutrición Bienestar